• Facebook
  • Twitter

"Hamaika"

Comparte este contenido
  • "Hamaika"
  • "Hamaika"

“Sirviendo de pasamanos, una gruesa cuerda iba del portón de entrada a la puerta principal del edificio, sigan un poco hacia la derecha, ahí hay una cuerda, agárrenla y síganla siempre hacia delante, hacia delante, hasta los escalones, los escalones son seis. Ya en el interior, la cuerda se bifurcaba, una hacia la izquierda, otra hacía la derecha.”

José Saramago, Ensayo sobre la ceguera.

Hamaika, once en Euskera, se utiliza para definir lo que es infinito, lo que sucede mil veces.”

Hamaika se propone para cuatro Bailarines, cuatro bailarines que bailan ciegos, con los ojos sellados. Sin poder ver por donde caminan solo pueden ayudarse de unas guías, unas estrechas cuerdas tensas que definen el paisaje, que diseñan el espacio, como una especie de bosque, de extremo a extremo del espacio, y que cruzan solícitas todos los rincones para servir de sujeción a los bailarines, que van trazando las trayectorias que ascienden y descienden. Donde va sujeto su cuerpo, prendido de un pequeño mosquetón que sirve para asegurar e intercambiar de carril o guía, de una cuerda a otra.

Hamaika ejercita el acto de la ausencia , la circunstancia y el hecho del concierto físico a ciegas.

 

Ficha artística

  • Autoría: Igor Calonge
  • Coreografía: Igor Calonge
  • Dirección: Igor Calonge
  • Ayudante Dirección: Gabriel F.
  • Intérpretes: Ainhoa Usandizaga, Emma Riba, David Candela y Joan Ferré
  • Vestuario: Amalia Elorza
  • Diseño de iluminación: Sergio García
  • Producción: Igor Calonge
  • Subgénero: Danza contemporánea
  • Duración: 56´
  • Formato: 9/8/6


Euskadi, bien comn