• Facebook
  • Twitter

"Semea pixka bat motelago dabil soilik"

Bilbao 14 de enero 2022
Comparte este contenido
  • "Semea pixka bat motelago dabil soilik"

Mía es una mujer imprescindible, como tantas, en el día a día de su casa. Lucha contra sus demonios mientras cuida de su madre, su padre, de su hija y de un marido «disidente», pero especialmente se desvela por su hijo Branko que padece una, innominada, enfermedad degenerativa que le va haciendo perder movilidad. Hoy, Branko, cumple 25 años y su «defectuosa» (hoy día se diría «disfuncional») familia le prepara una fiesta. Es el detonante para hablar, con humor, sencillez y una sinceridad brutal, de todo lo que alguna vez importó, de lo que siempre debiera importarnos: la memoria, la familia, el paso del tiempo, la aceptación del diferente, la juventud, el amor, el miedo, la soledad, la belleza, el abandono, la locura, la enfermedad... La vida.

Mi hijo sólo camina un poco más lento (Semea pixka bat motelago dabil soilik) un poco más lento es un texto extraordinario y no es una frase hecha. Ha sido reconocido con numerosos premios y las puestas en escena se suceden de un país a otro. La casa familiar es el espacio diverso en el que se dan infinidad de situaciones, algunas graciosas, otras crueles o conmovedoras y muchas difíciles de clasificar.

Autor: Ivor Martinic
Dirección: Fernando Bernués
Intérpretes: Miren Arrieta, Ane Gabarain/Klara Badiola, Mireia Gabilondo, Asier Hernández, Ander Iruretagoiena, Xabi «Jabato» López, María Redondo, Martxelo Rubio, Jose Ramon Soroiz, Dorleta Urretabizkaia


Dónde

Euskadi, bien comn