• Facebook
  • Twitter

"Conservando Memoria"

Comparte este contenido
  • "Conservando Memoria"
  • "Conservando Memoria"

Conservando memoria, es un espectáculo de teatro de objetos en el que El Patio despliega un emotivo omenaje al papel de los abuelos en la vida de todos. Un homenaje a lo extraordinario de las vidas de personas anónimas y tan cercanas a cada uno de nosotros.

Este viaje es un juego de preguntas a mis abuelos y a mis abuelas, mi pirueta personal para esquivar la ausencia, mi homenaje a cuatro personas importantes en mi vida, mi deseo de conservar su memoria, de embotarla.

Quiero colar a través de mí los recuerdos de mis abuelos, quiero mancharme las manos con pimentón, azúcar y sal, contarte que tras las entrevistas descubrí que aparentemente no hay nada de extraordinario en sus vidas y que es precisamente eso, lo que me resultó extraordinario. 

¿Qué ingredientes necesita una vida para ser extraordinaria?" Izaskun Fernández.

 

  • Idea: Julián Saenz-Lopez e Izaskun Fernández 
  • Creación: Julián Saenz-Lopez e Izaskun Fernández 
  • Dramaturgia: Julián Saenz-Lopez e Izaskun Fernández 
  • Iluminación: Julián Saenz-Lopez e Izaskun Fernández 
  • Interpretación: Julián Saenz-Lopez e Izaskun Fernández 
  • Diseño gráfico: Diego Solloa
  • Fotografía: Clara Larrea
  • Música: Varios autores
  • Producción: El Patio

 

Comentario de

Después de A mano (2013) y Hubo (2018), la compañía riojana El Patio vuelve a emocionarnos con su nuevo espectáculo Conservando memoria, que parte precisamente de la idea y la intención de conservar, preservar, poner a buen recaudo, mantener y cuidar a la familia que nos rodea y hacer perdurar, a través del recuerdo, las costumbres y el tiempo pasado.

Izaskun Fernández, que se presenta sola en escena pero acompañada en la dirección y el control por Julián Sáenz-López, inicia un viaje a través de un juego de preguntas a sus abuelos, mostrando su deseo de conservarlos consigo, sus piruetas personales para esquivar la ausencia, su homenaje a cuatro personas importantes en su vida, su deseo de conservar su memoria, de embotarla. Pero no cierra las tapas de los botes, las abre y nos invita a mirar juntos al interior de un viaje que empieza como el de sus abuelos y que no se
sabe dónde termina. 

La compañía comparte con el público una historia que surge de su emoción ante lo cotidiano y, a través de un lenguaje propio que se refugia en los objetos y en la vida de los mismos, en el pequeño formato, en sus propias manos, construyen un homenaje al mundo rural y a las personas que lo habitan, con una peculiar línea expresiva que aúna plasticidad y gestualidad con historias muy emotivas sobre vidas extraordinarias de personas anónimas y a la vez cercanas.

El espectáculo ha obtenido los siguientes reconocimientos:
- Premio del Festival Violeta 2019
- Drac d´Or a la Mejor Dramaturgia y Drac d´Or de las autonomías en la Fira de Titelles de Lleida 2019
- Premio ex aequo Feten 2020 a la Mejor Autoría.



Euskadi, bien comn