Sarea

  • Facebook
  • Twitter

"A vueltas con Lorca"

Comparte este contenido
  • "A vueltas con Lorca"
    Carmelo Gmez y Mikhail Studyonov
  • "A vueltas con Lorca"
    Carmelo Gmez y Mikhail Studyonov

Es Federico quien nos llega a la mesa a través de las aulas. Lo personal del poeta granadino, esa forma de entender los versos desde la libertad, el sonambulismo, el simbolismo y la abstracción pura del surrealismo, la ausencia de lirismo emocional o didáctico, la asunción de la tragedia sin el melodrama.

La línea argumental elegida irá variando cada vez, no queremos atenernos a normas “fijas”. Vamos desde el amor, demiurgo ordenador, pasando por ese mundo sensual del hombre vividor, hedonista, apasionado, erótico, pansexual que fue Lorca, para llegar a la tragedia, a un bosque donde los personajes van a lomos de caballo, devenir implacable de fuerza superior, bosque mágico y sacrificial. Y llegar a la muerte, a la muerte del propio Lorca, al descampado donde fue asesinado el poeta, el 18 de agosto de 1936 por unos descerebrados.

 

Ficha artística

  • Intérpretes: Carmelo Gómez (actor), Mikhail Studyionov (pianista)
  • Dirección: Emi Ekai
  • Adaptación: Emi Ekai y Carmelo Gómez sobre textos de García Lorca, Cervantes y Lope de Vega
  • Arreglos musicales: Mikhail Studyonov sobre recopilaciones de GarcÌa Lorca y Turina
  • Ilustración: Oier Zúñiga
  • Fotografía: Sergio Parra
  • Video: Germán Roda
  • Animación: Natalia Ruiz
  • Distribución:Dos hermanas catorce
  • Duración: 80 minutos

Dossier [PDF - 4,28 MB]

Comentario de

¡Lorca y sus versos! Aunque en el texto hay muchos toques de surrealismo, Carmelo utiliza Lorca como símbolo de libertad, esparce por el teatro la grandeza de las metáforas bien manejadas. La obra está llena de cultismo y referencias literarias, pero sin pedantería y sin embargo didáctica. Tenemos una tragedia sin melodrama, de aquí. Un capricho con mucho gusto y lleno de dulzura.

Pese a negarse a vivir como todos sabemos y con miedo, Lorca protagonizó un final trágico, pero no es ese aquí el argumento ni el hilo. Como en tantas obras sobre Lorca que estamos viendo últimamente, el amor se desgañita en sus múltiples facetas, como era Lorca, sin más escudo, sin más armas que sus palabras, pero ¡ahí un hombre vitalista, hedonista, apasionado, erótico! Porque todo eso puede retener a Lorca.

Este nuevo Lorca llega a través de los personajes de sus tragedias y con la voz del piano acariciada felizmente por Mijaíl Studyonov. La excelente interpretación de Carmelo Gómez, el control absoluto de la escena, la escenografía minimalista un piano, una silla y el caballito de juguete completan esta nueva magnífica interpretación de Carmelo Gómez despejando todos los espacios de crítica.



Euskadi, bien comn