Sarea

  • Facebook
  • Twitter

Paroxa Creaciones

Comparte este contenido
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Paroxa Creaciones

Paroxa es ante todo una compañía. Un equipo. Un espacio de creación seguro en el que seis sensibilidades se unen con el objetivo de poner en conversación sus inquietudes, deseos y querencias, entre ellos y con el público. Esto no podría ser de otra forma, teniendo en cuenta que los inicios de PAROXA se encuentran en una universidad de artes y en el atrevimiento de dos alumnos, Javier de Luis y Amaia Azkue, que en su segundo año de carrera deciden que tienen una historia que contar. Juntos. Su firmeza y confianza les llevó a crear Miradas de Plástico, una traducción perfecta de la mirada de Azkue y el cuestionamiento de De Luis, apoyado por la energía en escena de Cristina Masoni y Cësar Von Rom.

Con ese primer montaje algo empezaba a cocerse, pero no terminaría de bullir hasta el año siguiente con O.A.S.I.S, un proceso de investigación teatral que también supuso la incorporación de Camila Femenie y Natalia García-Casarrubios al equipo. Gracias a O.A.S.I.S la compañía no solo encuentra un modo de trabajar propio basado en el impulso y la acción física, y un proceso de entrenamiento actoral basado en técnicas propias del rugby; también teje un vínculo artístico y personal fundamentado en el respeto, la escucha, el entendimiento y la puesta en valor de cada uno de los integrantes.

A día de hoy, ya fuera de la universidad, los miembros de Paroxa siguen forjando su identidad como artistas individuales, pero sin dejar de poner su sensibilidad artística y descubrimientos al servicio de la compañía. El ADN del equipo en su conjunto está entramado por intereses comunes: la confianza en el proceso como eje central de todos los montajes, la investigación inherente al afán de aprendizaje constante, la apuesta contundente por el hecho escénico como acto político y de posicionamiento, o la investigación sobre nuevos lenguajes escénicos. También la colaboración artística está en el centro del movimiento de Paroxa. En los últimos tres años la compañía ha crecido gracias a la unión con otros y otras artistas, a veces presentes de manera puntual en partes del proceso, y otras como un apoyo constante en los departamentos artísticos y de producción.


Euskadi, bien comn