Alex Rayn: "Considero que el mundo de la cultura es un sector que ha explotado muy poco los datos de las audiencias"

Comparte este contenido
  • Alex Rayn:
Sarea

  • Fecha12 de Diciembre
  • Temática Artes escénicas

El pasado 29 de noviembre se celebró en Santurtzi (Bizkaia) la última asamblea del año de las y los programadores de los teatros de SAREA. Entre otras cosas, en la asamblea las y los responsables recibieron una formación de cuatro horas sobre el Big Data. Dicho concepto se refiere al análisis de las huellas que las y los usuarios dejan en la red, tales como sus gustos, qué consumen o cuál es la tendencia, entre otros.

Para tratar de explicar en qué pueden ayudar esos datos en el sector cultural, Alex Rayón, profesor de la Universidad de Deusto, nos contestó a las muchas dudas generadas respecto al Big Data.

¿Cómo se podría aplicar el Big Data o el análisis de datos en el ámbito cultural?

Obviamente, en el mundo de los datos el mayor interés que pudiera suscitar sería la cuantificación de las audiencias, es decir, conocer los gustos e intereses de la gente que pudiera tener cierta sensibilidad hacia el consumo cultural. Hay muchos datos de cómo la gente va dejando sus preferencias y esos datos pueden ser utilizados para caracterizar las diferentes audiencias.

Por ejemplo, yo trabajo mucho con el BBK Live, y lo que hacemos ahí es intentar entender muy bien lo que le gusta a la gente para traer una oferta adecuada a sus intereses y demandas.

Aquí se trabaja a la inversa de cómo se ha venido trabajando muchas veces en el sector económico. En vez de sacar una oferta y ver cómo responde la gente, primero estudiamos los datos y luego adecuamos esa oferta al tipo de demanda mayoritaria.

¿Cuáles crees que pueden ser las demandas más habituales para, en este caso, gestores de contenidos culturales?

Yo creo que lo que más necesitan es el aumento del interés por sus proyectos, es decir, cómo conseguir más afluencia a los teatros. Considero que el mundo de la cultura es un sector que ha explotado muy poco los datos de las audiencias, por lo que creo que la captación a través de los datos puede ser lo que mayor interés genere a este tipo de gestores.

Entonces, a grandes rasgos, ¿qué posibilidades ofrece el Big Data para el sector cultural?

Viéndolo desde una perspectiva de casi un ciclo de vida de los clientes, hay que abordar la captación, la fidelización y hasta la propensión al abandono del consumo cultural. En la formación, yo les preguntaba: ¿por qué he dejado yo de ir al teatro? Porque igual no tenía una oferta personalizada a mis gustos, no?

Respondiéndote a la pregunta, el Big Data puede ofrecer el análisis de todo el ciclo de vida relacionado con la cultura, como la captación, la fidelización, el abandono, el retorno,… en la red hay muchos datos, y pueden servir para mejorar esos puntos de contacto con el cliente.

Leer información completa en el sitio web de la fuente

Euskadi, bien comn